Nachrichten

Fidel Castro en las Naciones Unidas

El 23 de septiembre de 1958, Fidel ordena en la Sierra Maestra que se anoten los gastos e ingresos de las tropas y que se remita con una frecuencia mensual el estado de cuenta al tesorero general del Ejército Rebelde.
 
Con este fin orienta además que cada comandante exija a los jefes de patrulla o a cualquier soldado o persona que administre dinero de la causa revolucionaria que presente un balance periódico de lo gastado.
 
Le informa estas disposiciones en una carta al Comandante Juan Almeida Bosque:
 
“Todo lo que se recaude por concepto de ganado, café u otra entrada desde la Pena (inclusive) hasta Santiago, debe ir a la Tesorería de ese Frente”.
 
Le precisa que su recaudador tiene la obligación de anotar los gastos y todos los ingresos, y remitir mensualmente el estado de cuentas al tesorero general del Ejército Rebelde.
 
“Tú debes proveer de fondos a los distintos comandantes, quienes a su vez deben enviar su estado de cuenta mensual al tesorero tuyo. Cada comandante debe a su vez establecer la costumbre, lo cual debe conceptuarse como una orden, de exigir que cada jefe de patrulla o cualquier otra persona que administre dinero, debe presentar un balance de todos sus gastos”.
 
Añadió Fidel en esta comunicación al Comandante Juan Almeida, jefe del Tercer Frente Mario Muñoz desde marzo de 1958:
 
“Es una necesidad ir habituando a todos los rebeldes a rendir cuentas. Esto obedece al propósito de crear una sana costumbre para el futuro y un principio elemental de orden y disciplina.
 
“Por supuesto, que realmente los fondos la gente los ha ido administrando honestamente, según mi impresión; es decir, no ha habido, a lo que yo sepa, robos ni malversaciones, pero ya esto se ha extendido mucho y no hay control”.  

 
Fidel tras indicarle otras acciones que se pudieran poner en práctica para aumentar los fondos necesarios para el desarrollo de la guerra revolucionaria, le reitera a Almeida:
 
“Pero lo importante es recaudar y hacerlo dentro de lo posible con un sistema”.
 
En 1960, continúa participando en Nueva York en actividades y en el XV periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.
 
Este día asiste a la sesión plenaria de la Asamblea en la que interviene el primer ministro de la Unión de Repúblicas Soviéticas (URSS), Nikita Jruschov.
 
En su discurso, Jruschov expresó un grupo de propuestas a favor de liquidar el colonialismo, así como hacer respetar y cumplir de manera estricta las cláusulas de la Carta de Naciones Unidas. Propone incluso trasladar la sede de la ONU del territorio norteamericano.

 
Por los auriculares de la trasmisión en español se escuchó lo que Fidel le comentó al respecto al canciller cubano Raúl Roa que se hallaba a su lado.
 
“¡Estupendo!” “¡Estupendo!”
 
En esa misma fecha en horas de la noche Fidel asiste a la cena ofrecida por Nikita Jruschov a la delegación cubana, en el edificio permanente de la Unión Soviética en la sede de la Organización de Naciones Unidas.

Quelle: 

Sitio web Radio Rebelde

Datum: 

23/09/2017