Nachrichten

Médicos de Cuba en Andorra exponen experiencia frente a la COVID-19

Junto a nuestros pares andorranos estamos tratando de mejorar la incidencia de esta virosis tan terrible, “dando todo lo que podemos para avanzar y lograr contener la epidemia”, asegurararon médicos cubanos que combaten en Andorra la COVID-19.
 
Miembros de la brigada médica de Cuba que colabora en Andorra en el combate a la pandemia de COVID-19 narraron hoy sus vivencias durante las dos primeras semanas de trabajo en ese país europeo.
 
En una videoconferencia con la agencia  Prensa Latina, cinco especialistas de medicina interna del grupo, integrado por 39 profesionales sanitarios de la isla, contaron su experiencia en la atención a enfermos con el coronavirus SARS-Cov-2.  Estos galenos se concentraron en la actividad que realizan en El Cedre, una institución de salud preparada para afrontar la pandemia en Andorra la Vieja, capital del pequeño Principado, habilitada para apoyar al Hospital Nostra Senyora de Meritxell.
 
    Todos resaltaron el trabajo “codo con codo” con el personal médico y de enfermería de la nación europea de unos 76 mil habitantes, que comparte fronteras con España y Francia, dos de los países más afectados por la COVID-19, enfermedad causada por el SARS-Cov-2.
 
Sobre su tarea específica en El Cedre, con un número importante de casos positivos, los galenos cubanos indicaron que se ha logrado estabilizar la situación en ese centro socio-sanitario, cuya atención en tiempos normales está centrada en personas de la tercera edad.
 
El trato con los pacientes y la interacción con nuestros homólogos andorranos son muy buenas, nos sentimos como en casa y trabajando para ayudar a este pequeño estado a salir adelante, subrayó el doctor Yurisan Curbelo. Atendemos a pacientes añosos con varias complejidades, con los cuales hay que tener un control y seguimiento adecuados para evitar cualquier complicación durante la evolución de la afección, indicó Obilagilio Mendoza.
 
    Nos sentimos muy satisfechos con la labor que estamos haciendo, al atender a un sector muy frágil de la sociedad, dijo por su parte el especialista de medicina interna Jorge Carlos Castillo, en alusión a la interacción con enfermos de avanzada edad. Son pacientes con diversas comorbilidades que requieren un cuidado o vigilancia multidisciplinaria para lograr una recuperación, enfatizó Castillo, quien coincidió con el resto de sus colegas en la excelente acogida ofrecida a la brigada por las autoridades de Andorra.
 
Durante la videoconferencia- conducida por el doctor Luis Enrique Pérez, jefe del equipo- otro de esos profesionales, Elso Edgardo González, se refirió a sus vivencias durante seis meses en África, en 2015, cuando participó en el enfrentamiento al virus del Ébola.
 
González aprovechó para evaluar el comportamiento en los dos tipos de epidemia. El Ébola era una infección viral menos contagiosa que el nuevo coronavirus, pero tenía una mortalidad mucho más alta, explicó. En aquel momento usábamos un equipo de protección con un nivel de bioseguridad tres y aquí utilizamos un nivel de contención dos, agregó.
 
Según González, el SARS-Cov-2 se transmite por micro gotas, mientras el Ébola se propagaba por contactos con las secreciones y con los fluidos corporales. “De todas formas, este virus es mucho menos letal que el Ébola, es decir, una mortalidad de un 90 por ciento con otra aproximadamente de entre el tres y el cinco por ciento”, señaló.
 
“Aquí (en Andorra) estamos viendo pacientes, como ya dijo el doctor que me precedió que tienen varias comorbilidades y, aun así, con el tratamiento y con cuidados logran sobrevivir a pesar de su edad y de sus patologías previas”, destacó. Estamos hablando de un virus -el SARS-Cov-2- muy contagioso que afecta más a los mayores, pero eso no significa que una persona joven se infecte, se agrave y su vida corra peligro, advirtió.
 
Todos debemos cuidarnos, protegernos y seguir a rajatabla las medidas que indican las autoridades sanitarias de cada país o región, enfatizó el galeno. Junto a nuestros pares andorranos estamos tratando de mejorar la incidencia de esta virosis tan terrible, “dando todo lo que podemos para avanzar y lograr contener la epidemia”, zanjó el médico Juan Francisco Pérez.

Quelle: 

Cubadebate

Datum: 

18/04/2020