Cronología de atentados

  • Jorge Luis Faroy Abreu y José A. Camejo fueron detenidos cuando organizaban un atentado contra Fidel Castro en ocasión de una visita de éste al Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP) en la calle 17 esquina I, en El Vedado, ciudad de La Habana. Para la consecusión de los hechos contaban con tres fusiles AKM y tres granadas de fragmentación.
  • Los elementos contrarrevolucionarios Edgardo M. Barrera Abreu y Bernardo Ramírez Batista planearon asesinar a Fidel Castro durante una de sus visitas a la residencia de Celia Sánchez, secretaria del Consejo de Ministros. A tales efectos realizaron un estudio detallado de la zona, ocasión en la que fueron sorprendidos y detenidos, además de ocupárseles los medios.
  • Julio Guerra Guedes, ex convicto por delitos comunes planeó asesinar a Fidel Castro -según las investigaciones- influido por las emisoras radiales que transmitían desde los Estados Unidos. Contaba con una pistola P-38. Para ejecutar la acción, seleccionó la fábrica Antillana de Acero, en las inmediaciones de la capital cubana. Fue detenido.

     

  • Un grupo compuesto por Emérito Cardoso Vázquez, Pero Pablo Pérez Paez, Antonio Martínez Chávez y Santiago Felipe Martínez Chávez, planeó asesinar a Fidel Castro durante una de sus habituales visitas al plan genético La Bijirita, cerca del poblado de Santiago de Las Vegas, Provincia de La Habana. Para esta acción consiguieron uniformes verde olivo y dos fusiles AKM, sustraídos de una unidad militar. Confeccionaron además, un plano del lugar seleccionado. Fueron detenidos.

  • Nelsón Pomares Fortes y José Ulpiano Torres Hernández, integrantes de la organización contrarrevolucionaria denominada Ejército en Armas Unidos, planearon asesinar a Fidel Castro por medio de una emboscada en la calle 146 y Quinta Avenida F, en el reparto Miramar, ciudad de La Habana. La idea consistía en apostarse en la azotea de la farmacia situada en esa intercepción —donde trabajaba Pomares Fortes—, y disparar con un fusil tan pronto los autos del dirigente sobrepasaran la rotonda situada en Quinta Avenida y calle 146. Fueron detenidos.

  • Elio Hernández Alfonso, sujeto contrarrevolucionario que trabajaba en una acería, trató de reclutar a varios trabajadores de esa unidad fabril para asesinar a Fidel Castro en ocasión de una visita del dirigente a ese lugar. EI proyecto consistía en dejarle caer encima una tártara de gran tamaño, llena de hierro fundido, cuando el dirigente pasara por el lugar seleccionado. Descubierto el plan, fue detenido su autor.

  • Por invitación del presidente Salvador Allende, Fidel Castro visitó la República de Chile. En esa ocasión la CIA planificó cuatro atentados contra su persona. Uno de estos se debería llevar a cabo cuando el líder cubano saliera a los balcones del Palacio de La Moneda. La idea era tirotearlo desde el hotel Hilton, que se alza al costado del referido palacio presidencial. Más tarde, se preparó otro atentado en el momento en que el primer ministro cubano brindara una conferencia de prensa. Dos terroristas de origen cubano, armados con un revólver colocado en el interior de una cámara de televisión, dispararían contra el visitante. EI operativo fracasó por el temor de los ejecutores a perder la vida en el empeño. Finalmente, durante el viaje de regreso a Cuba, se planearon dos atentados más. Uno en la escala del avión cubano en Lima, Perú, donde dos agentes de la CIA debían lanzarle explosivos desde las terrazas del aeropuerto y el segundo durante el transite por Quito, Ecuador, lugar donde se proyectó dispararle con un fusil desde un avión cercano al área de estacionamiento de la aeronave cubana. Ambos planes fracasaron por el temor de los ejecutores a la respuesta de los escoltas cubanos. Los planificadores de estos proyectos fueron David Phillips, Antonio Veciana Blanch, Luis Posada Carriles y varios terroristas al servicio de la CIA.

  • Lázaro O. Hernández Valdés fue detenido cuando intentaba disparar contra Fidel Castro durante el recorrido de bienvenida al presidente chileno Salvador Allende. EI plan consistía en emboscarse en la Ermita de los Catalanes, ubicada en las proximidades de la Avenida de Rancho Boyeros, vía por la que transitarían ambos dirigentes un auto descapotado. Para cometer el crimen utilizaría un fusil calibre 22 con proyectiles que contenían cianuro. Hernández Valdés confesó ser un oyente asiduo de las radioemisoras contrarrevolucionarias que, subvencionadas por la CIA, transmitían en esa fecha desde La Florida contra Cuba.

  • Juan Ortiz Ribeaux, trabajador de la fábrica Antillana de Acero, en la ciudad de La Habana, planeó asesinar a Fidel Castro y al ministro de las Fuerzas Armadas, Raúl Castro, aprovechando la realización de una maniobra militar en la que participaba una brigada de su centro laboral. La idea era dispararles con un mortero bajo su custodia, cuando ambos dirigentes estuvieran situados en la tribuna. En sus declaraciones al tribunal que conoció del caso, Ortiz Ribeaux, confesó ser un oyente habitual de las emisoras contrarrevolucionarias.

  • El contrarrevolucionario Pablo Alfredo Álvarez Alvarado, influido por la correspondencia de amigos que desde los Estados Unidos lo conminaban a asesinar a Fidel Castro, planeó una emboscada contra este, en las calles Tercera y Paseo, en EI Vedado, ciudad de La Habana, vía transitada periódicamente por el dirigente. Al ser detenido se le ocupó un croquis de la zona seleccionada, así como una pistola.

Pages