Cronología de atentados

  • Aureliano García Calderón planeó asesinar a Fidel Castro como consecuencia de sus asiduas audiciones de las emisoras que desde los Estados Unidos exhortaban a ese objetivo. Consiguió un revólver calibre 38 y una pistola calibre 22 y se puso a chequear una de las vías por las que acostumbraba a transitar el dirigente cubano. Fue detenido.

  • Jorge Crespo Brunet, trabajador del Instituto de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), fue detenido por planear la colocación de una carga explosiva en esa institución cuando Fidel Castro la visitara. Confeccionó un plano donde colocaría la bomba y robó varios cartuchos de dinamita para la consecución de sus objetivos.

  • El centro principal de la CIA, por intermedio de uno de sus oficiales que dijo nombrarse Harold Benson, orientó a uno de sus agentes en Cuba la recopilación de informaciones sobre el inminente viaje de Fidel Castro a las actividades de conmemoración por el primer aniversario del triunfo de la revolución popular angolana. El plan homicida estaba relacionado con varios atentados terroristas que debía realizar un comando encabezado por Orlando Bosch Ávila y Luis Posada Carriles. El atentado fracasó al ser desvirtuado por agentes de la Seguridad cubana; sin embargo, lamentablemente, no se descubrió a tiempo el resto de los actos terroristas, uno de los cuales fue la voladura de un avión cubano donde perdieron la vida 73 pasajeros, en las cercanías de la isla de Barbados, en las Antillas Orientales.

  • Antonio Veciana Blanch y Andrés Nazario Sargent, dos dirigentes de Alpha 66 en los Estados Unidos, proyectaron asesinar a Fidel Castro durante la asistencia del dirigente cubano al XXXIV Periodo de Sesiones de la Organización de Naciones Unidas. El proyecto consistía en lanzar contra su auto, durante uno de los desplazamientos del líder cubano por la ciudad de Nueva York, una pelota que, en realidad, era una bomba de contacto. El operativo fracasó, al ser neutralizado por el FBI.

  • Por fuentes de inteligencia se conoció que el contrarrevolucionario Luis Llánes Águila, se encontraba planificando una infiltración en Cuba desde La Florida, con el objetivo de asesinar al presidente Fidel Castro y al comandante Ramiro Valdés. Durante el mes de mayo fue capturado en los momentos en que trataba de penetrar en el territorio nacional para llevar a cabo la acción en unión de Rogelio Abreu Azcuy. También fueron ocupados los medios para realizar el operativo.

  • Por fuentes de inteligencia se conoció que elementos vinculados a la organización denominada Comando Saturnino Beltrán, integrada por nicaragüenses antisandinistas y cubanos emigrados en La Florida, planeaban derribar el avión que conduciría a Fidel Castro a la toma de posesión del presidente Daniel Ortega, en Managua, Nicaragua. El atentado se realizaría disparando un cohete tierra-aire en los momentos en que el aparato sobrevolara la capital nicaragüense. En el operativo participaban Orlando Valdés, Adolfo Calero Portocarrero, Manuel Reyes y Roberto Milián Martínez. EI proyecto fue frustrado.

  • Por medio de fuentes de inteligencia se conoció que el veterano agente de la CIA Mario Salabarría, después de obtener su libertad de una prisión cubana y una vez en Miami, proyectaba asesinar a Fidel Castro durante un viaje que este realizaría a España. EI operativo fue previsto para cuando el dirigente cubano viajara a la aldea natal de sus ancestros. En la acción participarían el propio Salabarría, Marco Tulio Beruff, Cándido de la Torre y un ciudadano español sin identificar. El proyecto fue neutralizado por las fuertes medidas de seguridad tomadas en el lugar.

  • Por fuentes de inteligencia se supo que el terrorista Eduardo Tamargo Martín se encontraba elaborando un plan para asesinar a Fidel Castro durante una visita a Brasil. Para estos fines se efectuaron varias reuniones en las oficinas del grupo denominado Cuba Independiente y Democrática, en Caracas, Venezuela; en las que participaron Ramón Méndez, Ariel Clavijo y el propio Eduardo Tamargo. Para el logro de los fines expuestos, los sujetos mencionados coordinaron con elementos de la policía política venezolana que aseguraron el entrenamiento del comando escogido para disparar contra el presidente cubano. EI proyecto fracasó por las fuertes medidas de seguridad tomadas.

  • Por fuentes de inteligencia se conoció que el terrorista de origen cubano Gaspar Eugenio Jiménez Escobedo organizaba un plan para asesinar a Fidel Castro al llevar a cabo este una visita planificada a Brasil. Para la realización del operativo Jiménez Escobedo dijo contar con todos los medios para esto. Estaban vinculados al proyecto Orlando Mendoza y Luis Posada Carriles. El plan fracasó por las fuertes medidas de seguridad tomadas.

  • Mediante fuentes de inteligencia se supo que el terrorista Orlando Bosch Ávila planeaba, desde una cárcel venezolana, un atentado contra el presidente Fidel Castro en ocasión de la toma de posesión del presidente de ese país, Carlos Andrés Pérez. Para el operativo designaron a un técnico en explosivos nombrado Eusebio, que debía preparar varias bombas para ser manipuladas por control remoto. Participaban en la acción Pedro Corzo Eves, Pedro Martín Corzo, Gaspar Jiménez Escobedo y el tal Eusebio. El proyecto fracasó nuevamente por las medidas tomadas.

Pages