Artículos

Fidel Castro y el alegato La historia me absolverá

Fecha: 

16/10/2017

Fuente: 

Radio Rebelde

6 de octubre de 1953. Fidel pronuncia su alegato defensa, conocido como La Historia me absolverá, en el juicio que se le realiza por el ataque al cuartel Moncada.
 
Fidel había sido sacado del juicio que se celebró en el Palacio de Justicia de la ciudad santiaguera para evitar que en su condición de abogado, que asumió su propia defensa con las preguntas que le realizaba a los oficiales y soldados de la dictadura, se hicieran evidentes los crímenes cometidos contra muchos de los jóvenes revolucionarios que participaron en las acciones el 26 de julio de 1953.

En la parte final de su intervención en el juicio que se le continuó realizando en una sala de enfermeras del hospital Saturnino Lora, Fidel aseguró:
 
“En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no la ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenadme, no importa, La historia me absolverá”.
 
n este día en 1959, Fidel asiste al acto de constitución del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, MINFAR, organismo creado de acuerdo a la Ley 600 aprobada por el Consejo de Ministros.
 
Y en esta fecha de 1977, habla en el acto realizado en Kingston donde le imponen la Orden de Jamaica, la más alta distinción que otorga la isla caribeña a gobernantes de otros países.  
 
“Yo nací y me eduqué en la provincia de Oriente, que es la más próxima a Jamaica. Toda la vida la pasé oyendo hablar de Jamaica. Muchas veces desde las montañas próximas a Santiago de Cuba y desde la Sierra Maestra divisábamos las montañas de Jamaica. Venir aquí es algo como un viejo sueño que se cumple”.
 
Expone la emoción que sintió al haber colocado horas antes una ofrenda floral en el monumento erigido a los héroes de esa nación caribeña y también ante la estatua dedicada a Antonio Maceo.
 
“…Maceo me recuerda los héroes de la leyenda de la historia antigua. Creo sinceramente que si Homero hubiese vivido en su época habría escrito su Ilíada sobre Antonio Maceo”.
 

En 1995 Fidel habla, en San Carlos de Bariloche, Argentina, en la V Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno. Enfatiza:
 
“…Imitemos el ejemplo de aquellos que fueron nuestros predecesores. Hagamos lo que Bolívar, San Martín, Artigas, O'Higgins, Sucre, Juárez, Morazán y Martí habrían hecho en iguales circunstancias, para que Nuestra América ocupe un lugar digno en un mundo en que todos tengamos derecho a vivir”.
 
En 2011, Fidel redacta la primera parte de su reflexión La voluntad de acero. Cita fragmentos del mensaje enviado al pueblo cubano por René González, uno de los 5 cubanos antiterroristas que estuvo encarcelado injustamente en Estados Unidos.
 
Señala que René, ya liberado en esos momentos, pero obligado a permanecer en territorio norteamericano, denuncia la injusta y cruel condena que aún cumplían sus otros 4 compañeros. Y resalta Fidel al valorar la actitud de René.
 
“El mensaje de René González al pueblo de Cuba, por su propia iniciativa y asumiendo valientemente cualquier riesgo, refuerza nuestra profunda convicción de que la posición del Gobierno de Estados Unidos respecto a los 5 Héroes cubanos es ya insostenible, como lo es igualmente su justificación del criminal bloqueo económico contra nuestra patria y las medidas punitivas que aplica a las empresas extranjeras que comercian con nuestro país”.