Caner Román, Acela

Campesinos norteamericanos contra el boicot económico a Cuba

En 1960, el gobierno de Dwight D. Eisenhower perpetró una agresión económica contra la nación cubana al rebajarle la cuota azucarera en el mercado de Estados Unidos. En Cuba, la Federación Nacional de Trabajadores Azucareros y el Gobierno Revolucionario encabezaron las protestas del pueblo ante esa acción que reducía los ingresos del pueblo cubano.
 

Una entrevista y una reunión históricas

A finales de enero de 1957, el grupo guerrillero encabezado por Fidel Castro había logrado sortear el acoso de las tropas enemigas que le perseguían con saña después de sus victorias en el cuartel de La Plata y en la emboscada de los Llanos del Infierno. No obstante, la situación del naciente Ejército Rebelde era muy difícil. El peligro se había acrecentado con la traición de un campesino que sirviera de guía a los guerrilleros, tal como lo reconoció Fidel al decir: «cuando viene la traición de Eutimio que significa un momento muy difícil y estuvimos en peligro de ser exterminados otra vez».

La segunda victoria de Girón (IV y final)

El Comité de Familiares aceptó las condiciones impuestas por el Gobierno cubano, y el sábado 14 de abril de 1962, en acto de buena voluntad, fueron puestos en libertad los primeros 60 mercenarios que habían sido heridos en combate o estaban enfermos de consideración.

La segunda victoria de Girón (III)

Poco antes de que regresaran a Cuba, el Comité Roosevelt solicitó a la comisión de prisioneros que transmitieran al Gobierno Revolucionario su petición de que una comisión técnica se trasladara a la Isla para precisar determinados aspectos del resarcimiento. En tal sentido, el 31 de mayo la comisión de prisioneros envió un cablegrama al Comité informándole que estaba autorizada la visita solicitada para proseguir negociaciones.

La segunda victoria de Girón (I)

Desde Playa Girón, la tarde del 19 de abril de 1961 —65 horas y media después del inicio de la invasión mercenaria—, el Comandante en Jefe, rubricó el cuarto y último parte de guerra en el cual, entre otras cuestiones, informaba que: “El enemigo ha sufrido una aplastante de­rrota. Una parte de los mercenarios trató de reembarcarse al extranjero en diversas em­barcaciones que fueron hundidas por la Fuer­za Aérea Rebelde.

Fidel y los días de Girón (I)

Desde los primeros días de 1959, el gobierno de Estados Uni­dos estuvo dispuesto a destruir la Revolución Cubana. La invasión militar al territorio nacional estuvo precedida de una serie de agresiones económicas; de una enorme campaña de propaganda contra la Revolución en todo el mundo; y de una política dirigida a dividir y a debilitar las fuerzas de la Revolución.
 

Enero de 1961: comienzo de tensión y peligro

En los días finales de 1960 y primeros de 1961 —mientras el pueblo cubano se preparaba con entusiasmo para dar inicio a la Campaña de Alfabetización que erradicaría el analfabetismo y abriría a los cubanos una vida de grandes cambios y esperanzas—, el presidente saliente de Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, aceleraba sus planes de invasión directa a Cuba para ponerlos en práctica antes del 18 de enero de 1961, fecha en la que el John F. Kennedy, asumiría la presidencia.

Cumplido el programa del Moncada

Con la firma de la Ley de Reforma Urbana, el Gobierno Revolucionario declaró ante el pueblo cubano y el mundo que la Revolución Cubana había cumplido con el Programa del Moncada.
 
Durante los días 13 y 14 de octubre de 1960, el Consejo de Ministros desarrolló una histórica reunión en la cual se aprobaron importantes leyes. Tras la firma de la Ley No. 890 y la No. 891, a la 01:45 de la madrugada, se levantó la sesión para reanudarla horas después.

Páginas