Citas

"Cuando empezó la guerra nosotros no sabíamos nada de guerra, y tuvimos los primeros reveses, y ni Camilo Cienfuegos ni Ernesto Guevara, ninguno de esos compañeros en aquella época sabía tomar ciudades, ni mucho menos sabía hacer una emboscada chiquita a los soldados y nos teníamos que conformar con eso. Pero fueron aprendiendo día a día, mes tras mes, y hoy se les puede mandar a tomar cualquier ciudad, porque son ya verdaderos militares, y hombres capaces de llevar a cabo cualquier objetivo militar. ¡Aprendieron!"
Referencia al texto original: Discurso pronunciado en La Terraza del Gobierno Provincial, en el Parque Leoncio Vidal de la Ciudad de Santa Clara, 6 de Enero de 1959

“¡Che era un maestro de la guerra, Che era un artista de la lucha guerrillera! Y lo demostró infinidad de veces pero lo demostró sobre todo en dos extraordinarias proezas, como fue una de ellas la invasión al frente de una columna, perseguida esa columna por miles de soldados por territorio absolutamente llano y desconocido, realizando —junto con Camilo— una formidable hazaña militar”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la velada solemne en memoria del Comandante Ernesto Che Guevara, en la Plaza de la Revolución, 18 de octubre de 1967
“[…] Sé que si él hoy viviera, él, cuya imagen destruyendo los muros de una fortaleza para convertirla en escuela ha quedado tan grabada en todos nosotros, se sentiría feliz con su Revolución y con su pueblo, y haría lo que estamos haciendo todos; lo que él habría querido hacer a lo largo de 30 años y construir durante esos 30 años, junto a su pueblo, la obra de la Revolución.”
Referencia al texto original: Conmemoración del XXX Aniversario de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, en Lawton, Ciudad de La Habana, el 28 de octubre de 1989
“Estoy seguro de que se sentiría alegre, estoy seguro de que se sentiría entusiasmado, porque pienso que en estos momentos, precisamente, nuestro pueblo está escribiendo una de las páginas más hermosas y más gloriosas de su historia, y Camilo era hombre que amaba las tareas difíciles; pudiéramos decir que era un hombre que amaba las dificultades, que sabía enfrentarse a ellas y era capaz de realizar proezas en las más increíbles circunstancias.”
Referencia al texto original: Conmemoración del XXX Aniversario de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, en Lawton, Ciudad de La Habana, el 28 de octubre de 1989

En los días aquellos en que murió Camilo, estaban las campañas anticomunistas en pleno vigor, como arma, como instrumento principal del imperialismo contra la Revolución para sembrar la desconfianza, para sembrar la división y la duda. Y aquellos problemas de Camagüey fueron originados en esos sentimientos anticomunistas y antisocialistas de elementos de procedencia burguesa, o pequeñoburguesa, que se enrolaron en esa campaña porque ese era su pensamiento dominante y trataron de producir una grieta en la Revolución, una división en la Revolución. Son los sucesos de Camagüey que se han recordado en estos días, cuando un señor —cuyo nombre no vale la pena ni mencionar al lado de los nombres que tenemos que mencionar en un día como hoy, pues no vale la pena mencionar al lado del nombre de Camilo tales personajes, porque Camilo vale un millón de veces más lo que valía ese señor—, cuya bandera era sencillamente el anticomunismo, en nombre del anticomunismo trató de promover la sedición.

Referencia al texto original: Conmemoración del XXX Aniversario de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, en Lawton, Ciudad de La Habana, el 28 de octubre de 1989
“¿Cuál fue la proeza de Camilo? Camilo se separó de nosotros no sé cómo —habrá que reconstruir todos esos detalles, tienen que haber compañeros vivos que recuerden los detalles—, se dirigió al cuartel, entró al cuartel y desarmó a los conspiradores, los sometió; entró con un puñado de hombres y con su autoridad, con su moral, con su presencia, con su valentía, los doblegó. No hizo falta que el pueblo llegara al cuartel.”
Referencia al texto original: Conmemoración del XXX Aniversario de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, en Lawton, Ciudad de La Habana, el 28 de octubre de 1989
"Pudo no ocurrir nada, pudo ser que los conspiradores no se atrevieran a disparar al pueblo, pero tal vez la acción de Camilo salvó muchas vidas; porque también pudo ocurrir cualquier otra cosa, y él se adelantó para evitar una situación y un peligro de esa naturaleza. Es una muestra de la confianza que tenía en sí mismo, de su heroísmo, de su arresto y de su capacidad de actuar, de manera excepcional, en circunstancias determinadas.."
Referencia al texto original: Conmemoración del XXX Aniversario de la desaparición física de Camilo Cienfuegos, en Lawton, Ciudad de La Habana, el 28 de octubre de 1989