Citas

“No somos simples espectadores. Este mundo es también nuestro mundo. Nadie puede sustituir nuestra acción unida, nadie tomará la palabra por nosotros. Solo nosotros, y solo unidos, podemos rechazar el injusto orden político y económico mundial que se pretende imponer a nuestros pueblos."

Referencia al texto original: Discurso en la Oncena Cumbre Del Movimiento De Países No Alineados en Cartagena De Indias, Colombia, 18 de octubre de 1995

“En medio de tanta euforia nadie puede asegurar hasta cuándo el sistema económico de Estados Unidos, regido por las ciegas leyes de la economía de mercado, puede impedir que el globo financiero estalle. No hay milagros económicos."

Referencia al texto original: Discurso en la Sesión Conmemorativa del 50 Aniversario de la creación del Sistema Multilateral de Comercio, Ginebra, Suiza, 19 de Mayo de 1998

"Por unas razones o por otras el mundo está adquiriendo conciencia de estos problemas, y eso es visible. Hay fuerza suficiente para resistir, fuerza suficiente para avanzar, más aún ayudados por las leyes de la historia y la realidad de un sistema y un orden económico mundial que es insostenible, que se derrumba, y es capaz, incluso, de derrumbarse solo, aunque hay que ayudar a su derrumbe; y más que ayudar a su derrumbe, hay que formar la conciencia en el mundo de estas realidades, para que los pueblos resistan más firmemente ese orden y contribuyan a su desaparición progresiva. Aunque uno alberga la seguridad de que no va a ser muy progresiva esa desaparición, porque cuando se produzca una catastrófica crisis económica, como la que ya estuvo a punto de producirse, y sea aún mayor, porque mientras más se dilate más fuerte será esa crisis, hay que levantar el espíritu de lucha de los pueblos, su voluntad de resistir; hay que hacerlos tomar conciencia de que tienen que irse preparando para nuevos conceptos, una nueva concepción del mundo, un nuevo orden económico mundial verdaderamente justo, que es lo que debe resultar de la lucha de los pueblos."

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el acto por el 50 aniversario de la fundación de la República Popular China, Sala Universal de las FAR, 29 de septiembre de 1999

“Con el neoliberalismo, la economía mundial no ha crecido más rápidamente en términos reales, pero en cambio se ha multiplicado la inestabilidad, la especulación, la deuda externa, el intercambio desigual, la tendencia a ocurrir crisis financieras más frecuentes, la pobreza, la desigualdad y el abismo entre el Norte opulento y el Sur desposeído”.

Referencia al texto original: Intervención en la Sesión Inaugural de la Cumbre Sur, 12 de abril de 2000

"La crisis es consecuencia del estruendoso e irreversible fracaso de una concepción económica y política impuesta al mundo: el neoliberalismo y la globalización neoliberal."

Referencia al texto original: Comparecencia en la Televisión Cubana, sobre la actual situación internacional, la crisis económica y mundial y la forma en que puede afectar a Cuba, el 2 de noviembre del 2001.

“Hay que repensar todo lo creado desde Bretton Woods hasta hoy.  No hubo entonces verdadera visión de futuro.  Prevalecieron los privilegios y los intereses del más poderoso.  Ante la profunda crisis actual, nos ofrecen un futuro todavía peor, en el que no se resolvería  jamás la tragedia económica, social y ecológica de un mundo que será cada vez más ingobernable […]”

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la Conferencia Internacional sobre el Financiamiento para el Desarrollo, Ciudad de Monterrey, México, 21 de Marzo de 2002

"Frente a los cambios de clima, las afectaciones al medio ambiente ocasionadas por otros, las crisis económicas, las epidemias y los ciclones, nuestros recursos materiales, científicos y técnicos son cada vez más abundantes. La protección de nuestros ciudadanos ocupará siempre el primer lugar en nuestros esfuerzos. Nada tendrá prioridad sobre esto". 

Referencia al texto original: Discurso sobre la actual crisis mundial en la Sesión Constitutiva de la VI Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, 6 de marzo de 2003