Citas

“Si la unidad dentro de las naciones es fructífera y es la que permite a los pueblos defender su derecho, ¿por qué no ha de ser más fructífera todavía la unidad de naciones que tenemos los mismos sentimientos, los mismos intereses, la misma raza, el mismo idioma, la misma sensibilidad y la misma aspiración humana?”

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la Plaza Aérea del Silencio, en Caracas, Venezuela, 23 de enero de 1959

“¿Hasta cuándo vamos a permanecer en el letargo? ¿Hasta cuándo vamos a ser piezas indefensas de un continente a quien su libertador lo concibió como algo más digno, más grande? ¿Hasta cuándo los latinoamericanos vamos a estar viviendo en esta atmósfera mezquina y ridícula? ¿Hasta cuándo vamos a permanecer divididos? ¿Hasta cuándo vamos a ser víctimas de intereses poderosos que se ensañan con cada uno de nuestros pueblos? ¿Cuándo vamos a lanzar la gran consigna de unión? Se lanza la consigna de unidad dentro de las naciones, ¿por qué no se lanza también la consigna de unidad de las naciones?”

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la Plaza Aérea del Silencio, en Caracas, Venezuela, 23 de enero de 1959

"Nosotros, que somos un pueblo en el que figuran hombres de todos los colores y de ningún color; nosotros que somos un pueblo constituido por distintos componentes racionales, ¿cómo vamos a cometer la estupidez y el absurdo de dar albergue al virus de las discriminación? Aquí, en esta multitud, veo blancos y veo negros, porque el pueblo es eso; el pueblo está integrado por blancos y por negros y por amarillos. y eso debe ser Cuba. Eso es lo que debe predominar entre nosotros. Si hay que defender la Revolución y empuñar un fusil, que lo hagan blancos, negros y mulatos; si hay que defender la patria, que empuñemos las armas blancos, y negros, y mulatos, y trigueños, y rubios. ¿O es que aquí hay alguien tan insensato que a la hora del sacrificio, que a la hora de pelear, le diga al hombre que está al lado con el fusil, para defenderle la vida, ¡quítate del lado mío, porque eres negro!? ¿Quién va a hacer eso? (...)"

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la concentración de apoyo a la Reforma Agraria, Güines, 29 de marzo de 1959

“Ninguna fuerza es capaz de movilizar a los pueblos como el ideal.  Cuando los ideales revolucionarios se hayan realizado y no sea necesario vivir en pie de lucha, cuando el pueblo de Cuba vea satisfechas sus aspiraciones, entonces ya no serán necesarias estas manifestaciones.”

Referencia al texto original: Discurso en la Ciudad de Santa Clara, 21 de Junio de 1959

“Queremos vivir de lo nuestro, no de explotar a otros pueblos; queremos vivir de nuestras riquezas, no de explotar la riqueza de otros pueblos; queremos, sencillamente, lo nuestro, defendemos lo nuestro, y no para que viva un grupo mientras los demás se mueren de hambre, sino para que nadie pase hambre, para que vivan todos […]”  

Referencia al texto original: Discurso en el banquete ofrecido por el Comité Conjunto de Instituciones Cubanas a los miembros de la “ASTA”, 11 de Julio de 1959

“Así que esta ciudad militar la convertiremos en una escuela donde asistan cientos de niños, porque nuestros cuarteles están en el pueblo, ¡nuestra Revolución la defiende el pueblo! ¡Y cuando haya que combatir contra un enemigo extranjero, todo el pueblo estará listo a defenderla!” 

Referencia al texto original: Discurso en el Campamento “Agramonte”, en Camagüey. 21 de octubre de 1959

“¡Somos fuertes no porque tengamos fusiles, sino porque hay hombres y mujeres dispuestos a manejar esos fusiles, porque hay un pueblo que está dispuesto a usarlos en defensa de sus derechos sagrados y de sus grandes aspiraciones!”

Referencia al texto original: Discurso en la asamblea extraordinaria celebrada por los empleados y obreros del comercio, en la CTC Revolucionaria, 4 de Junio de 1960