Citas

"Es preciso tener en cuenta que sobre nosotros influyó grandemente la lucha de la generación del 30; es preciso tener en cuenta que todos nosotros crecimos oyendo hablar de aquella epopeya y que como estudiantes universitarios todos los años nos reuníamos en la escalinata a conmemorar la caída de Rafael Trejo; que en nuestros oídos resonaron muchas veces los nombres de los que cayeron en aquella lucha, desde Mella hasta Guiteras; de que fue siempre para nosotros una fuente de inspiración aquel rol que la juventud del 30 había desempeñado en la lucha por la liberación nacional, en la lucha por la libertad y por los derechos de nuestro pueblo (...)"

Referencia al texto original: Discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el almuerzo ofrecido por los miembros del directorio estudiantil de 1930, en Río Cristal, 23 de junio de 1960

"Subestimaron a nuestro pueblo, calcularon mal; y ellos, acostumbrados a trabajar con cerebros electrónicos, con datos, con cifras, con computadoras de todo tipo, se equivocaron, porque hay algo que sus cerebros electrónicos no podían medir, hay algo que sus computadoras no podían calcular, y eso era: la dignidad, la moral, y el espíritu revolucionario de nuestro pueblo. Porque fue el espíritu del pueblo lo que aplastó a los invasores".

Referencia al texto original: Discurso en el Acto de Conmemoración de la Victoria de Playa Girón, en el Teatro "Chaplin", 19 de abril de 1965

“Reprimiendo a los estudiantes, a los jóvenes, a los trabajadores, mal veo que nadie, por muy poseído que estuviera, por muy bien intencionado, por muy imbuido de ideas revolucionarias y propósitos revolucionarios, pudiera marchar a ninguna parte”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado a los delegados cubanos seleccionados para representar a Cuba en el IX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en el hotel Comodoro, 26 de junio de 1965

“Es destacable algunas características que hemos observado en los compañeros revolucionarios nicaragüenses. En primer lugar es destacable el espíritu combativo del pueblo, el heroísmo, la valentía. Se han destacado como grandes combatientes, pero se han destacado también como grandes tácticos y grandes estrategas políticos; han demostrado una gran sabiduría, una gran capacidad de unir, una gran capacidad para actuar en medio de circunstancias difíciles y complejas”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el acto central conmemorativo del XXVI Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, efectuado en la Plaza de la Revolución "mayor general Calixto García Iñiguez" de Holguín, 26 de julio de 1979

“Cualquier elección que tenga lugar en Nicaragua, por muchos recursos que se le brinde a las bandas reaccionarias, la ganan los sandinistas por amplísima mayoría. Cualquier tipo de elección, bajo cualquier forma constitucional donde el ciudadano pueda votar y vote, ganan los sandinistas”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el acto central conmemorativo del XXVI Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, efectuado en la Plaza de la Revolución "mayor general Calixto García Iñiguez" de Holguín, 26 de julio de 1979

“La lucha sandinista logró una gran simpatía y una gran solidaridad internacional; no solo en América Latina, sino en todo el mundo. Esa forma amplia de gobierno que ellos han establecido es sin dudas muy beneficiosa a los efectos de poder seguir contando con el apoyo más amplio en el campo internacional”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el acto conmemorativo del XXVII Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, efectuado en Ciego de Ávila, 26 de julio de 1980

“¡Cuánto me ayudó después, cuando se nos presentó la tarea de cómo resistir, luchar y derrotar a un ejército, aquella frase de Pablo de la Torriente Brau, de que en esas montañas un hombre con un fusil podía detener un ejército! Y fueron proféticas sus palabras”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el acto central por el Trigésimo Segundo Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, celebrado en la provincia de Guantánamo, 26 de julio de 1985