Citas

"No hay nada comparable al sentido de la dignidad y del honor. No hay nada comparable al sentido del patriotismo y al orgullo de los hombres y mujeres de un pueblo revolucionario."
Referencia al texto original: Discurso en el Central Azucarero "Cándido González", Camagüey, 12 de febrero de 1996

“Si nuestra tierra no tuviera suficiente honor y gloria, como la que ha conquistado durante tanto tiempo, bastarían este honor y esta gloria de haber luchado […] contra ese imperio superpoderoso, y que aún se mantenga, como se seguirá manteniendo, erguida e invencible nuestra Revolución."

Referencia al texto original: EN LA CLAUSURA DE LA ASAMBLEA PROVINCIAL DEL PARTIDO DE CIUDAD DE LA HABANA, el 23 de noviembre de 1996

"El honor vale más que la vida, la vida sin honor no tiene sentido."

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el Programa Especial sobre el Movimiento Deportivo Nacional e Internacional, 3 de septiembre de 1999

“Aunque después de la oportunista intervención del naciente imperio norteamericano, Cuba fue cedida por el poder colonial a Estados Unidos, y el naciente imperio nos impusiera una enmienda constitucional que le daba el derecho a intervenir, hoy constituye un pueblo libre que defiende con honor su independencia".

Referencia al texto original: Declaración: Creo en la extraterritorialidad del honor y la dignidad del hombre. 28 de abril de 2001

“Hoy, desde luego, la preocupación principal de nuestro pueblo y de nuestro planeta es que sea preservada la paz, sin la cual el mundo marcharía hacia un fatal abismo. Y por esa paz lucharemos con valentía, honor y dignidad, como lo hemos hecho siempre”.

Referencia al texto original: Discurso sobre la actual situación internacional, la crisis económica y mundial y la forma en que puede afectar a Cuba, 2 de noviembre de 2001.

“(…) sólo sobreviven las ideas justas defendidas con valor, dignidad y firmeza”.

Referencia al texto original: Reflexión: “El huracán”, 31 de agosto de 2008

“Con nuestra vergüenza, con nuestra dignidad, con nuestro honor, con nuestro patriotismo, con nuestra conciencia revolucionaria, con nuestro espíritu, seremos capaces de vencer cualquier obstáculo que pueda sobrevenir. Pero de hecho, ya nuestro pueblo —podemos decirlo con orgullo— está escribiendo una página histórica sin precedente”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el encuentro de dirigentes sindicales, efectuado en la CTC Nacional. 23 de diciembre de 1991