Citas

“¿Qué significa Martí para los cubanos?
En un documento denominado El Presidio Político en Cuba, Martí cuando apenas tenía 18 años, después de sufrir cruel prisión a los 16 con grilletes de hierro atados a sus pies, afirmó: "Dios existe, sin embargo, en la idea del bien, que vela el nacimiento de cada ser, y deja en el alma que se encarna en él una lágrima pura. El bien es Dios. La lágrima es la fuente de sentimiento eterno."  
Para nosotros los cubanos, Martí es la idea del bien que él describió.”
Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la clausura de la Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, en homenaje al 150 Aniversario del natalicio de nuestro Héroe Nacional

“Los que reanudamos el 26 de julio de 1953 la lucha por la independencia, iniciada el 10 de octubre de 1868 precisamente cuando se cumplían cien años del nacimiento de Martí, de él habíamos recibido, por encima de todo, los principios éticos sin los cuales no puede siquiera concebirse una revolución. De él recibimos igualmente su inspirador patriotismo y un concepto tan alto del honor y de la dignidad humana como nadie en el mundo podría habernos enseñado”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la clausura de la Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, en homenaje al 150 Aniversario del natalicio de nuestro Héroe Nacional
“Fue un hombre verdaderamente extraordinario y excepcional. Hijo de militar, nacido en un hogar de padre y madre españoles, deriva en profeta y forjador de la independencia de la tierra que lo vio nacer; intelectual y poeta, siendo un adolescente al iniciarse la primera gran contienda, fue capaz más tarde de conquistar el corazón, el respeto, la adhesión y el acatamiento de viejos y experimentados jefes militares que se llenaron de gloria en aquella guerra.”
Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la clausura de la Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, en homenaje al 150 Aniversario del natalicio de nuestro Héroe Nacional
“Amante fervoroso de la paz, la unión y armonía entre los hombres, no vaciló en organizar e iniciar la guerra justa y necesaria contra el coloniaje, la esclavitud y la injusticia. Su sangre fue la primera en derramarse y su vida la primera en ofrendarse como símbolo imborrable de altruismo y desprendimiento personal. Olvidado y aun desconocido durante muchos años por gran parte del pueblo por cuya independencia luchó, de sus cenizas, como Ave Fénix, emanaron sus inmortales ideas para que casi medio siglo después de su muerte un pueblo entero se enfrascara en colosal lucha, que significó el enfrentamiento al adversario más poderoso que un país grande o pequeño hubiese conocido jamás.”
Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la clausura de la Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, en homenaje al 150 Aniversario del natalicio de nuestro Héroe Nacional
“Para nosotros, José Martí fue como un Sucre: al servicio de la libertad alcanzó con su pensamiento lo que el gran mariscal de Ayacucho alcanzó con su gloriosa espada. Sentimos el orgullo de pensar que en 1959, 63 años después de su muerte, llevando los combatientes como estandarte sus ideas, emerge victoriosa la Revolución Cubana.”
Referencia al texto original: Palabras en el acto de condecoración con la Orden Carlos Manuel de Céspedes, al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías, en el X Aniversario de su primera visita a Cuba. 14 de diciembre de 2004

“Los medios más sofisticados desarrollados por la tecnología, utilizados para matar seres humanos y someter a los pueblos o exterminarlos;  la siembra masiva  de reflejos condicionados en la mente;  el consumismo y todos los recursos disponibles, se emplean hoy contra los venezolanos, pretendiendo hacer trizas las ideas de Bolívar y Martí.”

Referencia al texto original: Un pueblo bajo el fuego, 29 de noviembre de 2007

“El rostro ceñudo de Martí y la mirada fulminante de Maceo señalan a cada cubano el duro camino del deber y no de qué lado se vive mejor. Sobre estas ideas hay mucho que leer y meditar.”

Referencia al texto original: El titán de Bronce, Antonio Maceo, 8 de diciembre de 2007