Citas

"(…) Todo el mundo sabe la tragedia que confronta la mujer y la que confronta el negro. Nos encontramos en dos sectores discriminados. Se habla, por ejemplo, de la discriminación racial, que es una verdad. No de la discriminación del sexo; de la cantidad de mujeres a las que tratan de explotar; de que se mire a las mujeres como a un objeto de placer más que como un valor social que está y puede estar a la altura del hombre(…)"

Referencia al texto original: Discurso de Fidel Castro a los obreros de la Shell, La Habana, 6 de febrero de 1959

"Nosotros, que somos un pueblo en el que figuran hombres de todos los colores y de ningún color; nosotros que somos un pueblo constituido por distintos componentes racionales, ¿cómo vamos a cometer la estupidez y el absurdo de dar albergue al virus de las discriminación? Aquí, en esta multitud, veo blancos y veo negros, porque el pueblo es eso; el pueblo está integrado por blancos y por negros y por amarillos. y eso debe ser Cuba. Eso es lo que debe predominar entre nosotros. Si hay que defender la Revolución y empuñar un fusil, que lo hagan blancos, negros y mulatos; si hay que defender la patria, que empuñemos las armas blancos, y negros, y mulatos, y trigueños, y rubios. ¿O es que aquí hay alguien tan insensato que a la hora del sacrificio, que a la hora de pelear, le diga al hombre que está al lado con el fusil, para defenderle la vida, ¡quítate del lado mío, porque eres negro!? ¿Quién va a hacer eso? (...)"

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la concentración de apoyo a la Reforma Agraria, Güines, 29 de marzo de 1959

"(...) De ninguna manera un hombre del pueblo puede dejarse llevar por el prejuicio; de ninguna manera un hombre del pueblo puede dejarse llevar por las aberraciones que le han dejado los siglos pasados. No hay nada más absurdo ni nada más criminal que la discriminación; aquí ha sido con el negro, en otros lugares fue con el blanco, o con el trigueño, o con el amarillo; porque los alemanes que se creían una raza superior, persiguieron a los judíos porque eran judíos, a los yugoslavos porque eran yugoslavos; persiguieron a los polacos porque eran polacos; persiguieron a los esclavos porque eran esclavos; y en nombre de esos prejuicios, cometieron los peores crímenes y las peores depredaciones."

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la concentración de apoyo a la Reforma Agraria, Güines, 29 de marzo de 1959

"Cuando yo planteé el problema de la discriminación racial, salió la frente de algunos lugares aristocráticos a intrigar. Era como si hubiera revuelto todos los prejuicios que yacen en el fondo del pueblo, porque hemos heredado a través de los siglos. Planteé una cosa tan justa como sea, porque todos los cubanos deben tener derecho por igual a trabajar. ¿Puede plantearse algo más justo? (...)"

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la concentración de apoyo a la Reforma Agraria, Güines, 29 de marzo de 1959

“La Revolución tiene que comprender esa realidad, y por lo tanto debe actuar de manera que todo ese sector de los artistas y de los intelectuales que no sean genuinamente revolucionarios, encuentren que dentro de la Revolución tienen un campo para trabajar y para crear; y que su espíritu creador, aun cuando no sean escritores o artistas revolucionarios, tiene oportunidad y tiene libertad para expresarse”.
 
 

Referencia al texto original: Discurso pronunciado como conclusión de las reuniones con los intelectuales cubanos, efectuadas en la Biblioteca Nacional

“Los pueblos piensan que lo único incompatible con el destino de América Latina es la miseria, la explotación feudal, el analfabetismo, los salarios de hambre, el desempleo, la política de represión contra las masas obreras, campesinas y estudiantiles, la discriminación de la mujer, del negro, del indio, del mestizo, la opresión de las oligarquías, el saqueo de sus riquezas por los monopolios yankis, la asfixia moral de sus intelectuales y artistas, la ruina de sus pequeños productores por la competencia extranjera, el subdesarrollo económico, los pueblos sin caminos, sin hospitales, sin viviendas, sin escuelas, sin industrias, el sometimiento al imperialismo, la renuncia a la soberanía nacional y la traición a la patria”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la Segunda Asamblea Nacional del Pueblo de Cuba, celebrada en la Plaza de la Revolución, 4 de febrero de 1962

"La discriminación por razones de raza o de sexo no podía desaparecer de ninguna manera dentro de una sociedad de clases, dentro de una sociedad de explotadores y explotados; los problemas de la discriminación por razones de raza y de sexo han desaparecido en nuestro país, porque desapareció la base de esas dos discriminaciones que es, sencillamente, la explotación del hombre por el hombre."

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en la clausura de la V Plenaria Nacional de la FMC, Estadio Sandino de Santa Clara, Las Villas, 9 de septiembre de 1966