Citas

 
“(…) lo primero que hacen las dictaduras es suprimir las cámaras, todo lo que represente la voluntad del pueblo, y tratar de sustituirlo por otros organismos que resultan tan odiosos al pueblo, aunque no es lo mismo, naturalmente, después de una revolución como la que ha ocurrido en Venezuela, cuando ya se han establecido los organismos constitucionales del país (…)”

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el parlamento de Caracas, Venezuela, 24 de enero de 1959

“En la misma medida en que triunfe y tenga éxito el Parlamento de Venezuela, se irán asegurando sus instituciones democráticas; en la misma medida en que fracase el Parlamento de Venezuela en dotar al país de las leyes que el país necesita, se irá haciendo fuerte la reacción antidemocrática en Venezuela”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el parlamento de Caracas, Venezuela, 24 de enero de 1959

“El Congreso de Venezuela es la institución que más necesita el pueblo en estos instantes, es la institución democrática que tiene más responsabilidad con el pueblo de Venezuela”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el parlamento de Caracas, Venezuela, 24 de enero de 1959

“Tengo la seguridad de que solo del pueblo de Venezuela depende su destino, de la fe que tenga en sí mismo, de la confianza que tenga en sí mismo”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el parlamento de Caracas, Venezuela, 24 de enero de 1959

“Creo que el pueblo de Venezuela no teme en absoluto, no teme en absoluto al porvenir, porque por cualquiera de los medios que tenga que usar la Revolución Venezolana irá adelante”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el parlamento de Caracas, Venezuela, 24 de enero de 1959

“Tenía que ser el destino de Venezuela seguir la obra del fundador de Venezuela y del Libertador de América”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el parlamento de Caracas, Venezuela, 24 de enero de 1959

“(…) veo una hora nueva en Venezuela, pilar inconmovible e inseparable de la historia y el destino de nuestra América. Uno tiene derecho a confiar en la experiencia o en su punto de vista; no porque seamos infalibles ni mucho menos o porque no hayamos cometido errores, sino porque hemos tenido la oportunidad de estudiar en el largo curso de una academia de 40 años de Revolución”.

Referencia al texto original: Discurso pronunciado en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, 3 de febrero de 1999