Fragmento de Portada

14 de mayo de 1962

“¡No hay nada que enseñe tanto como una revolución: es un libro abierto, cuyas páginas se voltean incesantemente, enseñando cada vez algo nuevo de la vida, de la revolución, enseñándonos cada vez mejor qué son las revoluciones, cuáles son sus obstáculos, cuáles son las dificultades, cuáles son las luchas a librar, qué esfuerzo debemos hacer, qué métodos debemos emplear! Y eso nos lo enseña incesantemente la Revolución”.

14/05/2022

Referencia en texto plano: 

Discurso pronunciado en la plenaria nacional azucarera, celebrada en la provincia de Camagüey, 14 de mayo de 1962