Suárez Pérez, Eugenio

Suárez Pérez, Eugenio

Fidel en dos semanas decisivas

El primer día de enero de 1959, Cuba amaneció con la noticia de la huida del dictador Fulgencio Batista. Apenas habían transcurrido dos años y trece días desde que Fidel Castro Ruz —con solo siete fusiles— reiniciara la lucha armada en las montañas de la Sierra Maestra.

Sembrar la semilla del futuro

En la revista Bohemia del 22 de marzo, se reprodujo un artículo del periodista estadounidense Herbert L. Matthews, cuyo texto ya había sido publicado en The New York Times. El renombrado editorialista, quien el 17 de febrero de 1957 entrevistó a Fidel en la Sierra Maestra, concluyó el artículo con las palabras siguientes: «No hay nada simple hoy. Aquellos que colocan a Fidel Castro en una categoría, que lo juzgan, elogian o condenan, están solo expresando miedos y esperanzas.

Que la universidad no sea una fábrica de profesionales en serie

Preocupado por la situación económica de los periodistas, Fidel sostuvo un extenso intercambio con varios de ellos. El encuentro se efectuó la noche del 9 de marzo en el edificio del Tribunal de Cuentas. Analizó la situación pésima en que vivían muchos de ellos, y destacó, además, que el periodista es un obrero intelectual, presta su servicio social al Estado y trabaja para el pueblo, y que pocos profesionales son tan entusiastas y tienen tanta vocación.
 

Malo es que el enemigo hable bien de ti

Con la presencia de Fidel, el primer día de marzo comenzó con un multitudinario acto en Las Martinas, Pinar del Río para entregar a 340 vegueros las escrituras que los convirtieron en propietarios de las fincas que ocupaban en ese territorio.
 

No me quito este uniforme ni estas barbas

Era la madrugada del 16 de febrero, cuando Fidel llamó por teléfono al doctor Luis Buch, como secretario del Consejo de Ministros, y lo citó para el hotel Habana Hilton. Allí le planteó que hablara con Miró Cardona para informarle que Fidel se haría cargo del Premierato a las 6:00 p.m. de ese día y le preguntó: «¿Tengo que quitarme el uniforme?».

Diez días en las entrañas del imperio (segunda parte)

En 1960, Fidel Castro Ruz partió rumbo a Nueva York, en un Britannia de la Compañía Cubana de Aviación, para asistir al XV Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.
 
NIKITA JRUSCHOV Y FIDEL CASTRO
 

Diez días en las entrañas del imperio (primera parte)

El domingo 18 de septiembre de 1960, Fi­del Castro Ruz inició un memorable viaje a Estados Unidos al frente de la delegación cu­bana que participaría en el XV Periodo de Se­siones de la Asamblea General de la Orga­ni­zación de Naciones Unidas.

Páginas