"Tenemos ante nosotros un gran desafío. Se trata de forjar un destino común para naciones notablemente dispares en cuanto a tamaño, población y desarrollo […...]. La región comprende, por fin, que en la unidad está el camino futuro de nuestros pueblos".