"Nuestra Revolución es un producto de Cuba, sencillamente, en sus ideas, en sus métodos. (...)Es una Revolución enteramente ajustada a la idiosincrasia, al temperamento y a las necesidades de Cuba".