Reden und Ansprachen

DISCURSO FRONUNCIADO POR FIDEL CASTRO RUZ CON MOTIVO DE SU VISITA A LA REPUBLICA DEMOCRATICA DE GUINEA. CONAKRY, 15 DE MARZO DE 1976

Datum: 

15/03/1976

Querido compañero Ahmed Sékou Touré;

Queridos compañeros Agostinho Neto y Luis Cabral:

Tenemos que ser breves, porque como ustedes ven yo no hablo francés y necesito un traductor.

Los tiempos han cambiado. Hace algunos años la República Democrática de Guinea, el pueblo revolucionario de Guinea y el brillante dirigente de Guinea, estaban aislados. El imperialismo, el neocolonialismo habían logrado liquidar casi todos los gobiernos progresistas de Africa, pero no pudieron liquidar a la Revolución de Guinea (APLAUSOS), no pudieron liquidar al presidente Sékou Touré (APLAUSOS) ni a la República de Guinea.

Hace solo algunos años mercenarios portugueses invadieron a Conakry y trataron de asesinar al presidente Sékou Touré. Algún tiempo después mercenarios al servicio de Portugal asesinaron a nuestro inolvidable compañero Amílcar Cabral. El imperialismo estaba a la ofensiva y los pueblos de las colonias portuguesas luchaban heroicamente por la independencia.

Hoy todo es diferente. Aquí está el presidente Sékou Touré, y aquí está la Revolución guineana más sólida que nunca (APLAUSOS). Aquí está el presidente Neto representando al pueblo victorioso de Angola (APLAUSOS). Aquí está el presidente Luis Cabral representando al pueblo victorioso de Guinea Bissau (APLAUSOS). El movimiento revolucionario en Africa está a la ofensiva y un número considerable de gobiernos progresistas de Africa se enfrentan victoriosamente al imperialismo y al neocolonialismo.

Hoy estamos celebrando una gran victoria, una victoria histórica, una victoria que cambiará el curso de la historia en Africa: la victoria del heroico pueblo de Angola (APLAUSOS).

Esa victoria se debió en primer término al admirable esfuerzo del MPLA y a la extraordinaria dirección del compañero Agostinho Neto (APLAUSOS). Ellos lucharon durante más de 10 años contra el colonialismo portugués y cuando la victoria estaba al alcance de sus manos, el imperialismo trató de arrebatársela. El imperialismo organizó un gran plan para liquidar a la revolución en Angola, utilizó todos sus recursos para aplastar la independencia de Angola y fue necesario librar una lucha heroica. La CIA trabajó durante años, el imperialismo yanki trabajó durante años y por último utilizó a los gobiernos títeres de Africa y a los racistas de Africa del Sur.

Aquí se ha hablado de la solidaridad del pueblo de Cuba hacia el pueblo de Angola. Nuestro pueblo apoyó la lucha de los pueblos de las colonias portuguesas desde hace muchos años, mientras el imperialismo apoyaba a Portugal. Cuando la independencia de Angola estaba próxima ese mismo imperialismo intervino en Angola: envió fuerzas regulares de algunos países africanos aliados suyos, envió mercenarios blancos y envió fuerzas sudafricanas.

El pueblo de Cuba envió los primeros instructores a Angola en el mes de octubre. Hacía muchos meses ya que oficiales de Africa del Sur, agentes de la CIA, mercenarios blancos y tropas de gobiernos títeres estaban interviniendo en Angola, pero Cuba no había enviado ninguna unidad militar a Angola. Y esto es muy importante aclararlo para contrarrestar las campañas imperialistas.

El 23 de octubre del pasado año tropas sudafricanas apoyadas por artillería y tanques invadieron la República de Angola desde la frontera de Namibia, emplearon en el ataque entre 100 y 150 tanques, avanzaban de 60 a 70 kilómetros por día, mientras los mercenarios por el norte estaban solo a 25 kilómetros de Luanda.

Fue el 5 de noviembre frente a este alevoso ataque de Africa del Sur cuando el Gobierno Revolucionario de Cuba, en apoyo al MPLA, decidió enviar la primera unidad militar a Angola.

Los imperialistas yankis irritados, histéricos, pretenden ocultar la verdad, porque ellos están muy irritados, muy indignados con el pueblo cubano. Ellos no calculaban que desde 12 000 kilómetros de distancia nuestro pueblo pudiera prestar esa ayuda militar al pueblo agredido de Angola (APLAUSOS).

Combatiendo heroicamente los soldados del MPLA y ayudados por la solidaridad internacional han obtenido una gran victoria. No solo Cuba ayudó al pueblo de Angola, el pueblo de la República de Guinea envió combatientes para luchar junto al MPLA, el pueblo de Guinea Bissau envió también combatientes y la Unión Soviética envió importantes cantidades de armas para apoyar al pueblo de Angola.

Los imperialistas yankis trataron de amenazar, trataron de chantajear a los países revolucionarios por su solidaridad con Angola. Pero todo fue inútil, los países socialistas y los países progresistas se mantuvieron junto al pueblo de Angola.

Es necesario señalar el extraordinario mérito, la claridad política y la firmeza revolucionaria del compañero Agostinho Neto (APLAUSOS). El compañero Neto no se acobardó jamás y cuando la artillería de los sudafricanos, apoyando a los mercenarios que atacaban a Luanda, disparaba por los alrededores de la capital, el compañero Neto se mantenía ecuánime, se mantenía sereno y se mantenía convencido de la justeza de la causa y de la seguridad de la victoria. Si el compañero Neto hubiese vacilado la Revolución Angolana habría sido aplastada, decenas de miles de revolucionarios angolanos habrían sido asesinados y el compañero Neto no estaría aquí presente entre nosotros, porque él mismo habría muerto en los combates. Pero el compañero Neto frente a la agresión del imperialismo, de los mercenarios blancos y de los racistas sudafricanos no vaciló en solicitar el apoyo de los pueblos revolucionarios. Porque el imperialismo es poderoso y ningún país pequeño como Cuba y como Angola puede por sí mismo, sin la ayuda de nadie, resistir la agresión del imperialismo (APLAUSOS).

Existe un campo revolucionario, existe un movimiento revolucionario y existe el internacionalismo proletario. Y si los imperialistas quieren saber qué es el internacionalismo proletario, Angola es un magnífico ejemplo (APLAUSOS).

Muchos mitos se han destruido en esa lucha. Se ha destruido el mito del poderío de los fantoches del imperialismo en Africa, se ha destruido el mito de los mercenarios blancos que tantos crímenes cometieron en Africa. No podemos olvidar a Patricio Lumumba, no podemos olvidar el bochornoso papel de los mercenarios blancos en Zaire, no podemos olvidar el bochornoso papel de los mercenarios blancos en Nigeria, no podemos olvidar los crímenes de los mercenarios blancos en este continente. Pero esta vez en Angola los mercenarios blancos fueron liquidados, el mito de los mercenarios blancos fue destruido y el mito de la invencibilidad de los racistas sudafricanos fue igualmente destruido. La lucha victoriosa de Angola ha demostrado que los combatientes africanos están aprendiendo a manejar las armas, está demostrando que los combatientes africanos pueden ser magníficos soldados, soldados incomparablemente superiores a los mercenarios blancos y a los racistas sudafricanos (APLAUSOS).

¿Y qué quedará del imperialismo, qué quedará del neocolonialismo, qué quedará del racismo y del apartheid en este continente, cuando los pueblos oprimidos de Africa sigan el camino del pueblo heroico de Angola? (APLAUSOS)

Los cubanos hemos ayudado a nuestros hermanos angolanos, en primer lugar por un principio revolucionario, porque somos internacionalistas, y en segundo lugar, porque nuestro pueblo es un pueblo latinoamericano y es un pueblo latinoafricano (APLAUSOS). Millones de africanos fueron trasladados a Cuba como esclavos por los colonialistas, una parte importante de la sangre cubana es sangre africana (APLAUSOS). Y hoy nuestro pueblo es un pueblo revolucionario, un pueblo libre y un pueblo internacionalista capaz de cumplir sus deberes revolucionarios y capaz de cumplir sus deberes con sus hermanos de Angola.

Casi la totalidad del territorio de Angola está ya liberado, pero todavía una pequeña porción del mismo está ocupado por tropas sudafricanas. Los sudafricanos no tienen ningún derecho, absolutamente ningún derecho, a ocupar ni siquiera una pulgada del territorio de Angola (APLAUSOS).

Aquí nos hemos reunido con el compañero Neto, el compañero Ahmed Sékou Touré y el compañero Luis Cabral, como representantes de pueblos cuyos combatientes han estado luchando en Angola. Hemos estado analizando la estrategia a seguir en los meses futuros. ¡Qué hacer para completar la independencia total de Angola! ¡Qué hacer para consolidar esa independencia!

Los imperialistas están preocupados, ellos quisieran saber los detalles de nuestra reunión, pero eso es asunto de revolucionarios (APLAUSOS).

Sin embargo, deseamos señalar algunas cuestiones esenciales. En primer lugar, hay poderosas fuerzas revolucionarias en el sur de Angola y sus elementos de combate crecen día a día. El presidente Neto ha declarado públicamente que no tiene ninguna intención de destruir las presas de Cunene, que están en territorio de Angola, donde hoy se encuentran fuerzas sudafricanas. El compañero Neto ha declarado que no tiene el menor propósito de suspender el suministro eléctrico, procedente de esas presas, al pueblo de Namibia.

La posición del gobierno popular de Angola es una posición responsable, una posición correcta y es una posición justa. Por tanto, no existe ningún pretexto, ni existe ni puede existir ninguna justificación para que el gobierno fascista de Africa del Sur, además de oprimir a 20 millones de africanos y aplicarles las más inhumanas leyes que ha conocido la historia de la humanidad; además de ocupar el territorio de Namibia frente al mandato expreso de la Organización de Naciones Unidas, ocupe además ilegalmente, arbitrariamente e injustificadamente una porción del territorio de Angola.

Si como consecuencia del propósito de los racistas sudafricanos de mantener ocupada una fracción del territorio de Angola, las presas de Cunene se convierten en campo de batalla, la responsabilidad será enteramente de Africa del Sur (APLAUSOS).

Si como consecuencia del propósito de los racistas sudafricanos de mantener ocupada una fracción del territorio de Angola, la guerra se extiende al territorio de Namibia, la responsabilidad será por entero de los sudafricanos (APLAUSOS). Si como consecuencia del propósito de Africa del Sur de mantener ocupado un pedazo del territorio de Angola, el Africa negra organiza un ejercito multiafricano para liquidar cuentas de una vez y para siempre con el apartheid, la responsabilidad será por entero de los sudafricanos (APLAUSOS).

Los imperialistas yankis lanzan amenazas y se asocian a los opresores de Namibia, a la minoría blanca que oprime a 6 millones de africanos en Zimbabwe. Los imperialistas yankis, Ford y Kissinger, se asocian a los racistas sudafricanos para mantener la opresión de 3 millones de racistas blancos sobre 20 millones de africanos. Pero nadie le hará el menor caso a las pérfidas intrigas de los imperialistas, que no podrán impedir la liberación total de Angola y la retirada de las tropas sudafricanas de su territorio (APLAUSOS).

No lanzamos amenazas contra nadie, no existe por parte de la República Popular de Angola y de los países amigos que la apoyamos ningún propósito agresivo contra ningún pueblo africano. La República Popular de Angola y los países amigos que la apoyan exigen, con toda justicia y con todo derecho, la retirada de las tropas sudafricanas hasta del último fragmento del territorio de Angola (APLAUSOS).

Esa es la posición expresada por el Gobierno de Angola que cuenta con todo el apoyo de los amigos de Angola y de los aliados de Angola.

Creemos que para el pueblo de Guinea —nuestro amigo, nuestro hermano el pueblo de Guinea— esta nueva situación, estos éxitos del movimiento revolucionario de África, este creciente prestigio de la Revolución Guineana y de su extraordinario líder Ahmed Sékou Touré (APLAUSOS) —que ya no está aislado, que ya no está solo, que tiene ya muchos amigos y muchos aliados— ha de ser motivo de entusiasmo, de alegría y de felicidad. Esto es obra del compañero Ahmed Sékou Touré, de su combativo partido y de ustedes el pueblo de Guinea, que han resistido duras pruebas y han salido victoriosos.

Es esta la tercera vez que nos reunimos en este stadium, la tercera vez que visitamos al pueblo de Guinea y nunca habíamos presenciado tanto entusiasmo y tanto optimismo como en esta ocasión.

Ustedes dijeron que estaban listos para la revolución y lo han demostrado plenamente. Han luchado por la revolución guineana, la han llevado adelante y han triunfado.

¡Viva el pueblo heroico de Guinea! (APLAUSOS)

¡Viva el movimiento revolucionario de Africa! (APLAUSOS)

¡Viva el compañero Ahmed Sékou Touré! (APLAUSOS)

¡Viva el compañero Agostinho Neto! (APLAUSOS)

¡Viva el compañero Luis Cabral! (APLAUSOS)

¡Viva el internacionalismo proletario! (APLAUSOS)

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

(OVACION)

Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado